“El gran salto está en manos del pueblo”

Por: Alan Gutiérrez

Ni las movilizaciones sociales son de Petro o de las centrales obreras, ni tampoco podemos creer que sólo van dirigidas en contra de Duque-Uribe-Centro Democrático.

Llevamos -por lo menos- 30 años de medidas económicas neoliberales que han reformado la salud, han subido el IVA, han recortado las horas extras, han privatizado gran parte de nuestro patrimonio público y que ahora, por recomendaciones del FMI, van por más. 

Solo recordemos dos de las muchas desgracias: cuando reformaron el sistema de salud a través de la Ley 100 de 1993, si bien Uribe Vélez fue el ponente, esta nefasta medida neoliberal nació en el seno de la administración Gaviria y fue puesta en marcha en el gobierno de Samper Pizano. 

O por otro lado, cuando nos subieron el IVA del 16% al 19% en 2016 no gobernaba Duque sino Juan Manuel Santos, “nuestro” Nobel de Paz. 

Debemos entender que Uribe es solo la expresión esquizofrénica, virulenta y criminal de un establecimiento político nacional arrodillado a los grandes intereses financieros (nacionales e internacionales), que históricamente ha negado las conflictividades sociales del país y que hoy está en medio de una gran crisis. “Está a punto de desmoronarse”.

Lo que vive Colombia en estos instantes sobrepasa el liderazgo de dirigentes políticos y sindicales. Es la gente en las calles la que está determinando el curso de la movilización. Tontos son los que creen que cualquier político a través de Twitter puede dirigir o canalizar la indignación ciudadana.

*Las opiniones expresadas en este documento son responsabilidad exclusiva del autor y pueden no coincidir con las de esta página web*

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: