Presunta agresora del Comisario Único de Familia en el Poblado (Ciénaga) desmiente esa versión y asegura que fue al contrario

La señora Mabel Porras Angulo, quien fue señalada de haber golpeado al Comisario Único de Familia de Ciénaga con una piedra, desmiente esa versión y en su réplica sostiene que el funcionario fue quien presuntamente llegó agresivo hasta su residencia.

Poe: Edgard Padilla y La Lupa Ciénaga

En primer lugar la señora Mabel Porras, afirma que su nieta estaba con ella desde el 12 de mayo, lo que quiere decir que el viernes 12 de julio, fecha en  que el comisario estuvo en su residencia del barrio El Poblado, practicando la diligencia, se cumplían 2 meses de permanencia de la niña en su casa.

Argumenta que ella en ningún momento se ha querido quedar con la niña, «lo que sucede es que la  niña fue enviada a mi casa por su mamá, porque ella siempre ha expresado que conmigo se siente bien», señaló.

Indica la señora Mabel Porras que un sábado trajo la menor a su residencia un mototaxista, mientras ella se iba a rumbear con sus amigos. «De igual manera un domingo me la puso en la puerta y se fue, la niña nada más estaba en pantaletas», sostiene. 

En lo que respecta a lo dicho por el comisario, manifiesta que él miente  cuando cuenta que ella le tiró una piedra y lo golpeó en la cabeza, «lo que sucedió fue que él si me agredió, me cogió fuertemente por los brazos y me sostuvo contra una ventana, logrando hacerme unos rasguños, a la vez que me decía que yo tenía la niña secuestrada», anotó.

Continua relatando «también entró en cólera al momento en que le quitó la tablet a mi hijo menor y la lanzó fuertemente contra el piso, pensando que mi hijo lo estaba grabando».

Agrega que el comisario Álvaro Granados Bolaños, al momento de salir de su residencia lanzó contra ellas fuertes improperios.

Síguenos en la web: www.lalupacienaga.com.co