Mientras Santa Marta espera 250 mil turistas en Semana Santa, Ciénaga se mantiene sin propuestas turísticas

Santa Marta está lista para recibir a 250 mil turistas que llegan con ocasión de la Semana Santa. Y se anuncian más de dos mil policías, un plan de contingencia en servicios públicos y atención oportuna de unidades de socorro, como garantías para los visitantes.
Redacción la Lupa Ciénaga

Paradójicamente el municipio de Ciénaga que cuenta con innumerables atractivos naturales e históricos y es vecino de la capital del departamento, aún no se encuentra preparado para recibir o por lo menos decir que puede esperar determinada cantidad de turistas.

Mientras la maquinaria hotelera afina detalles por estos días en Santa Marta, los cienagueros todavía escuchan los ecos de un proyecto para la construcción de hostales que pudieran permitir la presencia del turismo en nuestra ciudad y municipio.

Alexander Álvarez Hugueth, edil de la comuna San Juan del Córdoba reclamaba hace algunas horas por las actividades y proyectos para la Semana Santa en el municipio de Ciénaga, con las cuales se aleje del ocio a la juventud y en general a toda la ciudadanía cienaguera.

Considera que desde la alcaldía se debieran promover eventos, encaminados a hacer más atractivo por ejemplo, el corredor de playas en la Semana Mayor, sin embargo no se escuchan propuestas que también promuevan el interés turístico por La Salitrosa.

Las autoridades civiles, policivas y militares en Santa Marta hicieron causa común y hablaron en el mismo tono, en aras de catapultar a la capital del Magdalena como destino turístico en la temporada de Semana Santa.

En Ciénaga, la situación es distinta y apenas estamos buscando el camino a seguir y definiendo nuestra real condición dentro del contexto departamental, regional y nacional.

La definición del perfil del municipio de Ciénaga se requiere con urgencia, incluso para fortalecer la economía del ente territorial que a pesar del paso de los años y de las múltiples alternativas georeferenciables que maneja, se mantiene en un limbo de posibilidades, las cuales no se concretan, como dicen los sabios populares: “ni para bien, ni para mal”.

Síguenos en la WEB: www.lalupacienaga.com.co